Vida nocturna

Piano Smithfield

14 Long Lane, London EC1A 9PN Teléfono: 020 7796 9777 Abierto los martes-miércoles de 5 p. m. a 12 a. m., los jueves-viernes de 5 p. m. a 2 a. m. y los sábados de 6 p. m. a 2 a. m. www.pianosmithfield.com/home

El incontrolable pianista e institución entre las personalidades de la noche londinense, Bazz Norton, ha abierto el segundo local de su legendario refugio de Kensington High Street, esta vez en el centro de la ciudad. Piano Smithfield se convierte de nuevo en un bar de cócteles con actuaciones de música en directo a cargo de los pianistas más importantes que tocan hasta bien entrada la madrugada, de miércoles a sábado, y de tríos de jazz que se encargan de las noches de los martes. Con más de tres décadas de experiencia tocando en los mejores clubs de jazz del mundo (incluyendo un periodo de siete años en el Savoy American Bar), el propio Bazz es un músico muy respetado y formó su trío en la misma época en la que abrió el primer bar. El motivo principal que le llevó a hacerlo fue que no había ningún buen piano bar en Londres al que los pianistas quisieran ir y quedarse a tomar algo después del trabajo, así que abrió el suyo. Si tiene suerte, puede que lo vea a él y a su banda la noche que pase por allí o incluso puede que llegue a oír la voz de la esposa de Bazz, Moya, cantando suavemente piezas de soul y de jazz mientras él la acompaña al piano.

Este Piano se encuentra en lo que antes era el club "Rouge", donde el rojo sigue siendo el color predominante que se encarga de dar una cálida bienvenida en su actual reencarnación. Se trata de entretenimiento en vivo tocado suave pero elevado a la máxima expresión y, definitivamente, el entorno no desmerece el clima general: fotos en blanco y negro, un majestuoso piano en el centro del escenario, champán y cócteles clásicos o creativos, pero siempre combinados con mano experta rematan una noche de diversión exclusiva que incluye de todo.

El bar no tiene una cocina propiamente dicha, por eso las opciones de comida se limitan a las pizzas con base fina y gruesa que se pueden encargar para llevar desde una pizzería de la zona. Se recomienda reservar una mesa con antelación porque el local se llena rápido y relativamente pronto, sobre todo las noches de fin de semana y las sesiones especiales de jazz de los domingos.


El incontrolable pianista e institución entre las personalidades de la noche londinense, Bazz Norton, ha abierto el segundo local de su legendario refugio de Kensington High Street, esta vez en el centro de la ciudad. Piano Smithfield se convierte de nuevo en un bar de cócteles con actuaciones de música en directo a cargo de los pianistas más importantes que tocan hasta bien entrada la madrugada, de miércoles a sábado, y de tríos de jazz que se encargan de las noches de los martes. Con más de tres décadas de experiencia tocando en los mejores clubs de jazz del mundo (incluyendo un periodo de siete años en el Savoy American Bar), el propio Bazz es un músico muy respetado y formó su trío en la misma época en la que abrió el primer bar. El motivo principal que le llevó a hacerlo fue que no había ningún buen piano bar en Londres al que los pianistas quisieran ir y quedarse a tomar algo después del trabajo, así que abrió el suyo. Si tiene suerte, puede que lo vea a él y a su banda la noche que pase por allí o incluso puede que llegue a oír la voz de la esposa de Bazz, Moya, cantando suavemente piezas de soul y de jazz mientras él la acompaña al piano.

Este Piano se encuentra en lo que antes era el club "Rouge", donde el rojo sigue siendo el color predominante que se encarga de dar una cálida bienvenida en su actual reencarnación. Se trata de entretenimiento en vivo tocado suave pero elevado a la máxima expresión y, definitivamente, el entorno no desmerece el clima general: fotos en blanco y negro, un majestuoso piano en el centro del escenario, champán y cócteles clásicos o creativos, pero siempre combinados con mano experta rematan una noche de diversión exclusiva que incluye de todo.

El bar no tiene una cocina propiamente dicha, por eso las opciones de comida se limitan a las pizzas con base fina y gruesa que se pueden encargar para llevar desde una pizzería de la zona. Se recomienda reservar una mesa con antelación porque el local se llena rápido y relativamente pronto, sobre todo las noches de fin de semana y las sesiones especiales de jazz de los domingos.


Para reservas que incluyan más de 1 habitación, contactar directamente con el hotel

De acuerdo