English Español Français Deutsch العربية
Ocio

Kyoto Garden

Holland Park, Ilchester Place, London W8 6LU Abierto todos los días desde las 7:30 a. m. a 30 minutos antes del anochecer www.rbkc.gov.uk/leisureandlibraries/parksandgardens/yourlocalpark/hollandpark.aspx

Holland Park no solo es uno de los mejores espacios verdes de Londres, sino también un trozo fascinante de la historia británica. En los alrededores de una mansión de estilo jacobino anteriormente oculta en el bosque de Cope Castle que se remonta a principios del siglo 17, cambió su nombre a Holland House y se transformó en un hervidero del activismo político y literario en el siglo 19, antes de ser tristemente destruida en su mayor parte por un bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial.

En un terreno que se extiende por más 54 acres del condado real de Kensington y Chelsea, Holland Park es una extensa y tranquila zona verde rodeada por algunas de las zonas comerciales más chic que se pueden encontrar en Londres. Está dividido aproximadamente en tres secciones: la parte norte es un bosque de árboles ligeramente salvaje, la sur se reserva principalmente para la práctica de actividades deportivas y la zona central es en la que predominan los jardines más formales y cuidados. El parque también acoge un invernadero de naranjos, un ajedrez gigante, un hostal juvenil y en la tranquila, preciosa y contemplativa esquina se halla Kyoto Garden. Donado por la Cámara de Comercio de Kyoto en 1991 en memoria de las buenas relaciones entre el Reino Unido y Japón, el jardín cuenta con un extraordinario mantenimiento que sigue la línea de la tradición japonesa de cuidar al detalle plantas en miniatura (una forma de arte muy apreciada). Aquí encontrará cascadas burbujeantes, un puente de madera y graciosas carpas koi nadando en su propio estanque, además de cerezos e incluso pavos reales que pasean en libertad. Los jardines japoneses están diseñados para disfrutarlos dando un paseo en el sentido de las agujas del reloj así que, comenzando desde la entrada principal, pasee lenta (y silenciosamente) a su alrededor y trate de captar tantos detalles como le sea posible. Gracias a una planificación meticulosa, todo lo que verá en el jardín tiene un significado concreto, en particular los tríos que verá (el número tres es importante en el simbolismo japonés, donde los tres niveles de la cascada representan la trinidad budista, por ejemplo).

A raíz del trágico desastre nuclear en la planta de Fukushima en 2011, en 2012 se añadió una extensión: el sencillo jardín zen Fukushima plantado en agradecimiento por la ayuda británica ofrecida después del accidente. Es una visita que sin duda merece la pena para encontrar quietud, calma, reflexión y aprecio de la belleza de la naturaleza a la que se le ha ayudado un poco.
Ver indicaciones


capa-transparente
capa-transparente

Holland Park no solo es uno de los mejores espacios verdes de Londres, sino también un trozo fascinante de la historia británica. En los alrededores de una mansión de estilo jacobino anteriormente oculta en el bosque de Cope Castle que se remonta a principios del siglo 17, cambió su nombre a Holland House y se transformó en un hervidero del activismo político y literario en el siglo 19, antes de ser tristemente destruida en su mayor parte por un bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial.

En un terreno que se extiende por más 54 acres del condado real de Kensington y Chelsea, Holland Park es una extensa y tranquila zona verde rodeada por algunas de las zonas comerciales más chic que se pueden encontrar en Londres. Está dividido aproximadamente en tres secciones: la parte norte es un bosque de árboles ligeramente salvaje, la sur se reserva principalmente para la práctica de actividades deportivas y la zona central es en la que predominan los jardines más formales y cuidados. El parque también acoge un invernadero de naranjos, un ajedrez gigante, un hostal juvenil y en la tranquila, preciosa y contemplativa esquina se halla Kyoto Garden. Donado por la Cámara de Comercio de Kyoto en 1991 en memoria de las buenas relaciones entre el Reino Unido y Japón, el jardín cuenta con un extraordinario mantenimiento que sigue la línea de la tradición japonesa de cuidar al detalle plantas en miniatura (una forma de arte muy apreciada). Aquí encontrará cascadas burbujeantes, un puente de madera y graciosas carpas koi nadando en su propio estanque, además de cerezos e incluso pavos reales que pasean en libertad. Los jardines japoneses están diseñados para disfrutarlos dando un paseo en el sentido de las agujas del reloj así que, comenzando desde la entrada principal, pasee lenta (y silenciosamente) a su alrededor y trate de captar tantos detalles como le sea posible. Gracias a una planificación meticulosa, todo lo que verá en el jardín tiene un significado concreto, en particular los tríos que verá (el número tres es importante en el simbolismo japonés, donde los tres niveles de la cascada representan la trinidad budista, por ejemplo).

A raíz del trágico desastre nuclear en la planta de Fukushima en 2011, en 2012 se añadió una extensión: el sencillo jardín zen Fukushima plantado en agradecimiento por la ayuda británica ofrecida después del accidente. Es una visita que sin duda merece la pena para encontrar quietud, calma, reflexión y aprecio de la belleza de la naturaleza a la que se le ha ayudado un poco.
Ver indicaciones


Para reservas que incluyan más de 1 habitación, contactar directamente con el hotel

De acuerdo